jueves, 26 de junio de 2008

ELEMENTO FICCIÓN: EL REENCUENTRO



Era otro día más en su atiborrado mundo… Cansado, casi sin fuerzas, arribó al departamento y mientras hacía el diario ejercicio de soltar el cuerpo y echar a andar la memoria para buscarla allí, cayó en el sofá, en ese mudo sofá testigo de sus noches solitarias.
No era tarde y sin embargo, esa acostumbraba ser la hora de mayor quietud. Sin ninguna distracción que ahuyentara el martirio. Esta vez algo distinto pasó, justo cuando Gastón menos se lo esperaba.
Pasada las once PM y ante la sorpresa de su morador, el timbre sonó llamando a la puerta como jamás sucedía. Sin reparar en la extrañeza, Gastón se puso de pie y enfiló hacia la puerta con un dejo de desconfianza. ¿Quién tenía el desenfado de interrumpir su único minuto blanco de cada jornada?

Fue mecánico. La desconexión de su cabeza y el cuerpo le impidió linkear cualquier atisbo de probabilidad. Sólo era el maldito timbre… pensó. Apuró el trámite, queriendo salir rápido del paso y reanudar sus minutos de flagelante relajo.
Lo que parecía una molestia pasajera dio pie al más grande cúmulo de sensaciones que ni su erosionada imaginación pudiese crear. Una muy luminosa, un segundo de bello e incesante ahogo acaecido en una fracción de segundo. De esos en que las palabras escasean e incluso sobran. Uno en que el corazón se acelera y es quizás lo único que no te delata. Porque los ojos, los gestos, las miradas, el temblor del cuerpo, todo lo demás fue tan aparente que ni siquiera tuvo el momento para disimular.

Allí, en su puerta estaba Javiera, la que buscó sin descanso en sus últimos meses de vida, la que por esas incongruencias que generan el querer hacer todo bien llevan a equivocar el camino, la misma dueña de esos minutos de paz en que transportaba sus carencias a un lugar mejor, la guía de sus desconexiones, la que con sólo visitar su mente borraba de un soplo los malos augurios del día recién acabado.
No supo qué decir. Mientras buscaba reencontrar su centro, alzó la vista y observó su sonrisa, la misma que ni se desdibujó para regalarle un “te extrañé” que sólo se interrumpió con su gesto, el de abalanzarse a sus brazos y besarlo derramando una lágrima retenida por tanto. Él sólo atinaba a tratar de absorber y disfrutar cada milésima de tiempo…
Y de pronto, en vez de hablarle a la distancia la tenía allí. Gastón aprovechó esta nueva oportunidad y sin reparar en el qué la había generado, sólo atinó a regalarle palabras de amor. La sentía tan suya como siempre añoró en corazón y gestos, en actitud y palabras. Se dijeron tantos te quiero que por ratos parecían el adorno obligado a cada conversación.
Una botella de merlot acompañó el reencuentro. Se contaban esos días sin saber uno del otro, sin reparos ni cuestionamientos. Sin desconfianzas ni preguntas desfasadas. Lo único que les importaba era el aquí y ahora. No era necesario pensar en fluir porque sin proyectarlo, ambos estaban siendo ellos mismos frente al otro, sin el miedo escénico de versiones anteriores, sin los tapujos controlando sus maquinadas acciones cual marioneta teatral. Fue tan de verdad que los meses alejados sólo parecían el aire necesario para volver a creer. Javiera se veía resuelta y convencida como jamás lo estuvo. Gastón había dejado el personaje inseguro y se lanzaba como nadador experto a las aguas de la incertidumbre, con el sólo objetivo de refrescarse en el mismo mar de dudas que casi lo ahogó en su momento.
No hubo rincón de su cuerpo que no recorriera. No hubo aroma de su ser que no capturara como no queriéndolo dejar que la opción de que se le escapase. Ni siquiera se permitió momentos para reparar en qué gatilló tal milagroso instante. Lo único que le interesaba era saber que ella se dormía en sus brazos y que él conciliaría el sueño reteniéndola así, de seguro pensando en no dejarla ir otra vez.
Otra alarma, esta vez de un teléfono celular nuevamente vino a desarmar su esquema. Con el cuerpo aún cansado, tal vez de tanto llorar allí junto a ella, Gastón rearmó el frenético puzzle de a poco, de golpe y con cierta crueldad.
A su lado no estaba Javiera. Buscó su olor en la almohada y no lo encontró. No había rasgos que refrendasen una cuota verosímil a tan hermoso pasaje de fantasía. Sí, la perceptible e insoportable alerta que lo había desterrado del mágico instante apenas alcanzaba para comprender un par de cosas.
Había sido un sueño, uno como jamás lo tuvo antes. Una ilusa mancomunión de imágenes que sólo el espejo en el dormitorio se encargó de apagar de la manera más vil. Javiera, como en todas sus noches, había visitado su mente. Como en todos sus despertares, ya no estaba cerca y sólo le dejaba el oscuro sabor de lo incierto.
Tanta contradicción, la felicidad del minuto anterior con el duro costalazo del despertar ni siquiera tenían espacio para el crudo análisis post mortem. El reloj no daba concesiones. Había que salir, otra vez, al frío y la lucha adversa.
El hielo interior, el que convertía en suspiro cada intento por respirar acompañó el ritual de siempre. La ducha, la preparación y el no desayuno. Una sensación que sólo amainó con los primeros pasos durante esa inhóspita mañana.
Quizás Javiera sí estuvo allí con su abrazo. Tal vez fue su voluntad de acompañar las noches en penumbra de Gastón, de velar por su sombra aislada le llevó hasta tan sombrío lugar por la noche. Quién sabe, se decía Gastón en su yo interno. Probablemente, de tanto llamarla con el pensamiento…
Y enfiló rumbo desconocido aunque esta vez, con un dejo conformista de seguridad en su horizonte. La compañía imperceptible de esa velada nocturna tenía arraigo en su mente. En una de esas, era sólo el anticipo de lo que vendría, de que independiente de lo solitario de sus noches, esto probablemente marcaba el devenir de días mejores. O incluso ser la concreción de un sueño hermoso que no era necesario abandonar.
De cualquier forma, Gastón pudo exhalar mejor y botar con ello algo de angustia. Lo demás, como siempre era cosa del destino, de mentalizarse y pensar que en la cuadra siguiente venía el semáforo en verde. Que a la vuelta de la esquina encontraba el camino negado. Un momento para descubrir y atesorar, tan destellante, único y suyo como el de la noche anterior…

35 comentarios:

Ani dijo...

Me encantó la frase que dice "En una de esas, era sólo el anticipo de lo que vendría, de que independiente de la penumbra de sus noches, esto era probablemente el anticipo de días mejores"
Wow!!! encierra muchas cosas... y a la vez.. me hace recordar que hace unos meses atrás tuve un sueño extraño..

Soñe que alguien daba su vida por mi, en el sueño corriamos.Él sin conocerme, me entraga un sobre que yo tanto necesitaba..ese sobre significaba la muerte para él, aún así me lo dió.. Me abrazo y me besó. Nunca había tenido esa sensación de realidad.. al despertar, aún sentia su beso en mis labios..
Raro? Bastante... me cuestioné eso sí ya pasadas una horas si me iba a suceder algo.. pero nada me ha sucedido y del tipo de mis sueños ni idea quien era...

Besos!

Cada vez me convenzo.. que tengo tanta energía.. que llegó a soñar cosas sin sentidos..

escorpiona dijo...

Soñar y esperar que esos sueños se cumplan, en una de esas de tanto desearlo es así...
Saludos
Chau

Catalina_Araneda dijo...

Plop!
Iba super bien el relato hasta que viene el final y es como... ese chiste del que estaba en lo mejor y justo se cayó de la cama y despertó, jojojo.
Que bonita canción de Cerati, con eso salvaste el cuento, jojojo
Besillos
See you lindo

Lorelay dijo...

Soñar y despertar de ellos... dejan algo de inquietud, de pensar que significado tendrá... y comenzamos a darle distintas interpretaciones, sin pensar que simplemente nuestro subconciente nos trae a la mente a aquellos que queremos esten a nuestro lado...

Algo entristecedor tu post, snifff

Besitos y cuidate del frío, por acá hace mucho... achíssss

Beto_Torres dijo...

Tambien me quede con la sensacion de que era una historia feliz y guateo todo en el descenlace.
Buena musica. Oiga master, escribí por fin en Futboleros.
Vaya a leer y me critica cuando pueda
Saludos
Beto

bellota_b dijo...

Demasiado lindo para ser verdad...me hubiese gustado otro final,tal vez yo lo cambio por las palabras que mencionaste:"Se contaban esos días sin saber uno del otro, sin reparos ni cuestionamientos".Hasta quize sentirme protagonista de una historia así.
En fin...casí me encantó jajaja...cariñuss leso!


PD:Oye,que no se olvide del tópico de mi blog:Solo crea en un 25% de mi blog,lo demás son historias de una actriz frustrada....ia? así no me da con el mono porfiado jajaajaja.
Te imaginas me pongo a contar mis tragedias?una lata!...todo es fantasia en la net.;)

Sonita dijo...

hermoso cuento, cuyo desenlace desconcierta... Gaston y Javiera parecia el final feliz de un cuento de hadas, cuando, de golpe, les atrapa la realidad, la tan cruel realidad...
me encanto!
un besito

Waldo_Pedro_R dijo...

Juajua, que la cagó
La dura realidad, loco
Igual trata de escribirte algunos post mas alegrones, con la misma buena música eso sí
Un abrazo, master

La Layla dijo...

Que buena musica!
(dejando fuera, claro esta... a Maná) :P

Saludos!

Satelito dijo...

Chucha, estaba entusiasmado leyendo la historia y se me cayó el final, loco.
Oasis siempre reluce ante cualquier selección de música.
Como anda master?
Avise pues, cualquier cosa y éxito no más, que como usted dice, la suerte es para los mediocres.

Ani dijo...

Puchas Mrs Ripne.. creo que te caiste con yo :(

No leíste bien mi post, pensé que eras de aquellas personas que leen todo o no leen nada y se van sin comentar... pero leer a medias.. me sorprendiste..

Pues no viaje en bus, lo hice en vehículo (última vez eso sí, muy agotador)

Eso nomás...

Claudia Canifru dijo...

Tanta tristeza por acá...¿qué onda mi lolo?

Y si pues, la foto es de cuando cumplí 35 años, en marzo.

Saludos.

Lechuguita dijo...

Holas!!

Primera vez que aparezco por esta version 2.0 de El pinto elemento y es que hace poco que volvi al mundo virtual.

Que linda faceta de escritor tienes... me encanto esta frase: se lanzaba como nadador experto a las aguas de la incertidumbre, con el sólo objetivo de refrescarse en el mismo mar de dudas que casi lo ahogó en su momento. Me gusta pensar en que si reviviese ciertas cosas de mi vida reaccionaria así...

Bueno por ahora eso sería, andare más seguido dando vueltas por aqui... y por la web en general.

MUUUCHOS SALUDOS!!!

FeRReT ® dijo...

Yo necesito un reencuentro así... me da lo mismo si es con o sin vino... y que "Gastón" se tire a la piscina...

Cariños... maestro...

dèbora hadaza dijo...

Me bebì tu cuento!

gracias por postearlo y por la visita, un abrazo y que lastima que solo haya sido un sueño pero... la vida es un sueño no? y quiza el màs cruel y lindo que existe.

gracias por tu visita y seguimos en contacto.

**Kriemhilde** dijo...

Hola niño...!! tanto tiempo, como estas?
De cierta manera tu cuento habla de reencuentros y en mi cabeza la frase "i miss you" todavia esta. Por eso no hay post nuevo.
Cuidate mucho,
Bezote!!

[♥]Cami dijo...

Me gusta tu estilo, ojala sigas pasando, y me encanto tambien lo que leí

Te mando un Beso
y una pregunta como me encontraste?

Futbolero_mayor dijo...

Tu sabes cuanto respeto tus críticas, sobretodo las de futbol porque de música no sé tanto aunque aprendo siempre algo nuevo.
Pero si insistes en esa teoría que te dijeron en la universidad que no eras bueno escribiendo, me parece que se equivocaron heavy y que tu vocación debiese girar e intentar escribir alguna novela o algo de ficción.
No sé de donde inventas tanta historia, cómo generas tanto vuelco, como lo adornas con música precisa.
La negra quedo encantada, le dije que lo leyera y se emocionó. Por eso, creo que es primera vez que te digo esto. Eres muy bueno escribiendo historias aunque siempre te pidamos critica acida y chistología inteligente.
Te mandamos un abrazo, nos moviste la fibra.

Waldo_Pedro_R dijo...

Bah, Ghost El Regreso???

Luna Agua dijo...

Soñar despierto ? O despertar de un sueño?

Me imagino a tu personaje más en un soñar despierto, sin limites.
Un estado volatil que se suspende de un "esperar" a que de pronto sea cierto.



Abrazos

Paula... Andrea dijo...

Que linda la historia, pero pensé que no era un sueño........... que romántica.

Un abrazo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Pitonisa dijo...

wwwwwoooooou me recuerda esas situaciones en que uno esta "esperando nada" y vaaaa a uno le pasa mucho.

y porke debería volver???
porque yo no veré su futuro, yo se lo invento.

saludos!

interesantisimo blog!!!

n.

MaríaGabriela dijo...

La esperanza es el sueño del hombre despierto...Aristóteles

La Ale.- dijo...

Me recordó a un amigo que me lloriqueaba con su querida Javiera... las Javieras dejan "algo" por donde pasa... jajajaja.
Hace tiempo no te leía. Ando ingrata por culpa de la U.
Me gustó esta historia, no me lateó.
Yo creo que a la mayoría le podría identificar aunque fuese un poquito.
Excelente forma, sos un poeta honey.
Saludos!

Ale.-

vesania dijo...

Ufff si me pusiera a decir cuanto se parece a lo que me sucede no termino y mas que un comentario pareceria una hora con el psicologo, asi que nada solo te dijo que está genial tu texto, que me llego como no te imaginas, y que dificilmente pudiste haber escogidop mejores temas, y el orden que le diste fue el preciso...

en realidad nada muy nuevo, te caracterizas por eso... saludos

clauarroyo dijo...

Me llegó tu historia, también me gustó ver a un gastón tan intenso y enamorado cuesta encontrar hombres que verbalicen ese amor.

Saludos.

RIPNE dijo...

Uyyy, tan guenos los coments asi que vale la pena darse el tiempo de antaño.

ANI: Que bonito el sueño... Gracias por compartirlo. No creo que se te cumpla eso sí, jajaja. Debe haber sido una regresión en que la gente era menos loca, más espiritual, no sé, yo cacho que en otra vida. De esos ya no quedan y los pocos mueren en el sistema. Esa energía hay que aprovecharla en cosas que valga la pena y ni te vas a dar cuenta de los réditos a futuro.

CAROLA: Yo no creo en eso pero conste que es mi postura, no el vox populi. Me sirve para sacar el otro yo medio "idealista inexistente" y crear historias como estas. Pa' algo que sirva el lado B, ¿no?

RIPNE dijo...

CATA: O sea, en otras palabras, me hiciste mierda la historia, jaja. Gracias amiga, yo también te quiero. Siiii, bueno. Cerati es Cerati. Lo demás "assshende Los Andes" es el resto.

LORELAY: Uyyyy, pero qué pasó. ¿Le gatilló algo? No sería raro porque como ves en los comentarios, a muchos les llegó la historia, más de lo que yo imaginaba cuando la escribí de un sopetón. Claro, puede verse como triste o como optimista, depende del cristal con que se observe, ¿no?

BETO: O sea, viniste a criticarme y tiene cara el roto para pedir quer lo critique de vuelta sin creer que lo voy a despedazar, jajaja. Fui benevolente, daba para más lo tuyo. A diferencia de este cuento. En cuestión de gustos, no hay nada escrito dijo el enamorado platónico de Sarita Vásquez...

RIPNE dijo...

BELLOTA: Si sé lo de tu blog... ¿Por qué todos me toman tan en serio? Aps, eso de "Demasiado lindo para ser verdad..." ahorra cualquier impresión que yo pueda dar respecto de esta historia, aunque haya salido de mi inspiración pasajera.

SONITA: Yes, yes... He ahí el trasfondo. Pucha que congratula tener lectores en el blog que "a la primera" cachen el trasfondo y el hilo conductor de las historias. De eso se trata. Gracias, comentario premiun.

RODRIGUEZ: Veo que también entendiste aunque asi, asiiii, a lo general no más, jajaja. Si, no es chiste. Estuve chequeando el blog anterior muy de pasada y en verdad, este tiene hasta el color del template como más sórdido, más desapagado. Le falta color y eso puede ser significado de pequeña la baja de audiencia, la que también puede ser por facebook, no sé. Me quejo de lleno. En otros lados no pasa nadie. Pero yo sigo eligiendo bloguear a facebookear porque quema más neuronas y requiere de variedad, creatividad... Y lamentablemente tiempo. Ese es mi gran enemigo hoy.

RIPNE dijo...

LAYLA: Ante todo, gracias por pasar pero debo decir que mirando en el anterior blog, sí pasaste una vez, Ojalá no repitas la dosis. Lo de la música lo aclaré en tu blog cuando devolví la visita. Sí, hay una infinidad de canciones que se me ocurrieron después pero como tengo poco tiempo para subirlas, más eso del primer post de este blog, que anunciaba al FICCION como probable aglutinador de "cebollismo" musical, por eso de la banda sonora adecuada para el que lee, en fin. Prometo esforzarme, jaja.

CRISTOBAL: Bien, brother. ¿Supo que la apuestita le va a salir carita? Ni Madonna pide tanto, jaja. Si, Oasis reluce siempre, tiene una canción para cada historia. Si se te cayó la historia como a la Cata se entiende, es mal de familia, jaja. Un abrazo, compadrín.

ANI: Me recupero ssshaaa! El próximo post, de corte humorístico -en el intento a menos- le lleva soundtrack de Wicker Park, tal como usted y otros mencionaron que era un fileme que los había cautivado.

RIPNE dijo...

CLAUDIA: Ahhhh, apagando velita experimentada entonces, jajaja. Lo de la tristeza insisto, es la percepción que genera la historia en quien la lee, no en quien la escribe.

LECHUGUITA: Bienvenida entonces, intentaré retomar lo del otro sitio para que no se me pierda aunque agradezco lo de la faceta escribana. A veces sale, a veces no. No se pierda usted.

FERRET: Pero mija, que no ve los tiempos de hoy. ¿Las cabras andan desaforadas y usted esperando que se lancen a la piscina? Enséñele a nadar al Gastón ese, no ve que en el mundo de hoy el que pestañea coopera...

RIPNE dijo...

DEBORA: Wow, muchísimas gracias. Nada peor que el lector que lle los coments para seguir la línea sin meterse en lo que se escribe. Eso ya justifica que quedes anotada entre el círculo bloguero, que cada vez se achica pero crece en calidad. Claro que nos seguimos leyendo.

CARLA: Si puehhh... Que pena eso del I Miss You si es que te roba la inspiración. Eso es lo que uno jamás debe regalar. La inspiración. Es como darse a ojos cerrados. Escriba, vierta, que siempre hace bien, ¿ya?

CAMI: Muchísimas gracias. Supongo que uno llega a los blog pasando de uno conocido a otro porque vio un coment algo así. Yo no ando buscando comentarios sino cosas para leer. La prueba es que acá llegan los mismos que llegaban en otro sitio. Asi que ahí respondo y claro que nos seguimos leyendo en la medida que el tiempo lo permita.

RIPNE dijo...

HUGO: Ufff, me leí como tres veces tu coment y lo agradezco. Lo de la universidad es como tema pasado, ¿sabes? Ayer, por eso del día del periodista recibí un saludo general del alma mater y ahí firmaba la nueva directora, que precisamente es la única profe, de las tantas que tuve en redacción, que me dijo que cultivara mi estilo porque tenía materia prima. Quiere decir que los nuevos cabros saldrán con la creatividad en ciernes y no como simples reporteros cohartados. Saludos particulares a tu familia.

RODRIGUEZ: No caché, ¿es por los lapsos? Si supieras, hermano... Si supieras. Escribir ya es un lujo en vez de una terapia de relax.

LUNA AGUA: Interesante. No sólo porque lo interpretas de cierta forma sino porque simplemente, lo interpretas. eso quere decir que lo leíste. Cuando se escribe una historia de ficción, uno espera que el lector juegue con los descenlaces. Asi que me dejas con buena sensación respecto a cómo recibiste el cuento.

RIPNE dijo...

PAU: Ella siempre tan romántica y después dice que yo soy el quijotesco, jajaja. Pucha, pero es que los cuentos que escribo son así. Reales aunque algunos los interpreten mal y todo eso. Aunque como me impregné del blog padre, creo que voy a empezar a sacar el Alfie Crítico que llevo adentro para ver como anda el rating, jaja.

PITONISA: Jajajaja, que buen lema... Si, claramente lo de volver tiene que ver con tiempo. Que bueno que le gustara el blog. Viene variedad, algo menos actualizada supongo por un tiempo pero varieté al fin.

GABY: Mmmmm, si poh. Yo prefería a Sócrates pero Aristóteles lo tuve que estudiar tanto que terminé aplicándole un "delete". Es bonita esa frase. Ya sabes, si la vida fuera frases...

RIPNE dijo...

ALE: A ver, ¿quiere decir que las otras historias te lateaban? Jajaja. Aunque si es por la U, siga viniendo en esporádicas ocasiones, así me sigo corriendo con la chela que cada vez que voy al Bella me acuerdo que tengo que pagar jaja. Gracias por su análisis, ya que usted también sabe de esto. Ahora, poeta es un decir que me cae pésimo. He escrito un sólo poema en mi vida, cabra chica. Fue analizado "a la pasá" más que recepcionado, quedó pésimo, lo escribí en un abrir y cerrar de ojos y por suerte no tengo registro de él, jaja.

VESANIA: Con el énfasis que lo dices, ya queda claro y se agradece mucho. Tanto así que fue el tono de los comentarios lo que me hizo darme este rato para responderlos acá como hacía antes porque me sorprendieron mucho. Que bueno eso de que las historias generen retrospectiva. Me gusta. Gracias por tu análisis.

CLAU: Jajaja, parece que una vez leí eso de ti y me parece como una queja generalizada. Si, no vamos a teorizar en que las chicas los prefieren más básicos o la tendencia va hacia la verbalización , que sigue siendo la gran carencia de las perejas chilenas, en fin... Una sola duda me quedó para la posteridad. ¿Dónde verbaliza Gastón sus sentimientos? ¿En el sueño? Yo creo que no verbaliza, que literalmente se la sufre porque es su destino. Misch, acabo de dar el punto de análisis del autor, algo que nunca se hace, pero en fin.

GRACIAS A TODOS POR VENIR, POR LOS COMENTARIOS, EN FIN. Nos seguimos leyendo.