sábado, 19 de abril de 2008

ELEMENTO FICCIÓN: PLATÓNICO


La buscaba todos los días casi como un instinto natural. Ella reflejaba su mayor aspiración, su ideal, su vicio, quizás su droga, por qué no, su perdición. Bien dicen que los amores platónicos pueden sacar lo mejor o lo peor de cada ser humano. Él estuvo a menudo en esa maldita encrucijada.
Y la veía avanzar por la calle como siempre. Presurosa, con su andar seguro, su carpeta y sus libros bajo el brazo, su vestir tan compuesto, su maquillaje imperturbable, tanto como aquella sonrisa, esa que encandilaba y atraía miradas como imán de ojos.
Era una sensación extraña. Inmensa como la de no conocerla y sentir egoístamente a ratos, que nadie sabía ni adivinaba tanto de ella, tanto como el creía distinguir. Tras perderla de vista acudía a su mente la reiterada y constante pregunta sin respuesta de siempre. ¿Cómo romper ese quietismo diario que lo mantenía con la más remota ilusión viva y a la vez castigaba su realidad más palpable?
Su ser la continuaba merodeando. En pensamiento y acción sus pasos seguían su sombra y vigilaban su estela. Alguna vez intentó saltar el evidente abismo que los separaba de la manera más torpe, con regalos anónimos, atenciones que ella no notaba, incluso ruegos y energías que absurdamente imploraba porque la protegiesen. Una recluída tranquilidad que no le entregó la paz necesaria. Si hasta soñaba con que ella lo apreciaría simétricamente, aún cuando las señales inequívocas le repetían que tal conclusión del inconsciente era demasiado tramposa.

La culpaba entonces por no entrar en su vida, trámite corto pues rápidamente le concedía total perdón excusándose en el imposible. Pasaban así los días y los meses, tan lento para su congoja y a la vez, tan pronto como para caer en la cognitiva idea de que aquél ejercicio de amor incalculable y silencioso no le era sano. Lo maniataba, lo coartaba, reduciéndolo a lo más bajo y aplastando su estima hasta el límite de la redención y la auto recriminación.
De alguna forma, aquél sentimiento enfermizo le obsequiaba a ratos toneladas de perpetua realidad. Conscientizaba a su propio yo, colocándolo en esa dimensión a la que tanto temía. Por más que ella estuviese siempre allí, nunca sería suya.
Contemplarla era su premio, la única atribución posible y a la vez, su más grande castigo. Por no tener las armas para abordarla, esas necesarias para anclar en su muelle, para poder instalarse en su vereda y no salirse jamás de allí, para caminar siempre a su lado en vez de sólo divisarla en su diario tránsito.

Nada cambió. Él daba pasos inconstantes, semi concientes, muy inconclusos a ratos y le pedía ciega ayuda al destino para cambiar lo que por el sólo hecho de estar escrito jamás se podría cambiar, ni apelando a ninguna fuerza extraordinaria.
¿Qué hacer? ¿Irse y encontrar su verdadero camino? ¿Lanzarse a nadar contra la corriente a sabiendas que su brazada no le alcanzaría, que por más esfuerzo sería imposible evitar el no ahogarse y sucumbir? El mismo signo de interrogación, el mismo nudo en el estómago de cada mañana. Aquél con el que despertaba repentinamente en esas noches en que le era imposible conciliar el sueño.
Lo único que sabía a ciencia cierta fue que su entorno, su verdad, su escenario y aquél ínfimo tesoro que poseía en su humilde caja fuerte personal eran insuficientes para ofrecérselos, que no bastaban para acceder a aquél lejano mundo que circundaba cada día. Dos vidas con sentidos tan poco conciliables. Casi un universo paralelo en que él se situaba cada jornada… sólo para verla pasar.
Un día entendió que el punto de encuentro entre ambos no existía. Que ni siquiera hubo señales que llamaran a forzarlo. Las experiencias, sus propias dimensiones existenciales no cuajaban, ni calzarían en la mejor de las quimeras. Que tanta contemplación sublime sólo sirvió para acercarlo a su momento más esperado, ese de enfrentarse a su propia ventura, a la que por mandato sustancial le correspondía. Que por más que tal maquinación perversa a combatir lo alejase más de ella, lo llevaría por fin a alguna parte.
Y cedió… Encontrando con ello la solución a la dislocada incógnita que atormentaba sus mañanas. Una conclusión maravillosa. Ella había sido el último escalón del idilio. De ahora en más, era también el designio final que conduciría sus pasos hacia la esquina correcta.
La dejó.
Sin darle más espacio al sueño vacío. Enfiló su mirada y su andar hacia otro rumbo. Nunca más la vería pasar. Si al final, también sabía que la ciudad era demasiado grande como para temer otro encuentro accidental, imprevisto, susceptible.
Una metrópoli tan gigante como enorme en sabiduría y justicia podía ser la vida misma, tanto para no propiciar un nuevo traspié, uno de esos que echara a andar la ilusa imaginación y corrompiera su verdadero suelo.

30 comentarios:

Catalina_Araneda dijo...

Pussssssshaa ooohhh!
Yo me venía a reír y salgo más mamona de aquí.
Que triste la historia pero la música me anduvo tocando, está super bien elegida. Buaaa Snif!
Como yo soy una buena lectora no te preguntaré si te inspiraste en algo pero es cierto que todos tenemos amores imposibles, o incompletos como la canción de los tr3s (Esa faltooooo)
La duda de la historia es porque el tipo decide que ella es un último escalón de lo idilico (me gustó esa frase, ¿es tuya o es robada?), o sea que es conformismo o quiere decir que las que vienen son menos que ella...
Si es así es más triste puhh.
Ya, cabro de mierda, jojojo.
Me hiciste llorar again.
besos sin jojojo, see you.

Julerita dijo...

Ya te pusiste romántico!
En realidad la gran duda es saber quién es el personaje!
Mmmmm, será pura ficción.
Me encantan tus cuentos!

*Princesa* dijo...

Me encantó el cuento, pese al triste final...
Porque tiene las palabras exactas para explicar algo que se siente tanto, que sin saberlo, es capaz de movernos y motivarnos, de llenarnos de ilusiones.
El que el protagonista decidiera dejarla, es doblemente emotivo al ser él mismo quien lo decidiera, por creerse incapaz de entregar lo que ella "supuestamente" querría, no crees?
Lo bueno es que en la vida real, no todas las historias terminan así

Me encanta como escribes, sobre todo tus cuentos.
Besos...

CaTa dijo...

Que lindo es soñar, soñar no cuesta nada dice Johansen y tiene razón. Por ahí otro dice: pondré palabras al silencio,buscando siempre lo imposible. Que buena selección musical para el cuento que está muy bien narrado. Yo creo que soñar es una necesidad del espíritu, una manera de ir al encuentro de uno mismo, por eso me gustó mucho esta frase tuya: "Que tanta contemplación sublime sólo sirvió para acercarlo a su momento más esperado, ese de enfrentarse a su propia ventura, a la que por mandato sustancial le correspondía.."
felicitaciones por la sensibilidad que nos regalas, me gusta...
Un abrazo pa' ti :)

Waldo_Pedro_R dijo...

Pero Cochiante, no poh.
Si hay mejor catalogo.
Igual esta bueno el cuento, no reconocerlo ya es ponerse exigente pero Cochiante, no pues man, ahi la cagaste.

Daniel dijo...

Alguna vez pasé por los amores platónicos, pero solo se quedaron en eso y en bonitas amistades.
Saludos

la petite genie dijo...

Mmm parece que estas melancólico :( ¿Son vivencias?
Creo que todos alguna vez tuvimos un amor platónico….pero es mejor el amor real…o mas bien dicho es mas sano :)
¿No será que te estas enamorando? Cuente cuente jajajajajaja.
Que estés bien.
Chau.

Trilce dijo...

Por qué no se la jugó??

a mi me gusta un mino.....platónico absolutamente, pero "Real" porque lo veo todos los días...

esta semana veremos que pasa...


Saludos mi negro.

(wenos cuentos loquillo)

RIPNE dijo...

CATALINA: Yo no robaría una frase como esa, jajaja. El próximo post será más positivo si te cagué el weekend, ¿vale? Jaja, pero si es un cuento. Ya que interpretas parte, dejaré que tu pregunta sobre el protagonista la contestes tu misma.

GIANI: Y lo dices tú, la futura escritora de novelas, que plasmas historias con tan poco margen de error y quizás más trabajo para el lector que yo. Tú si que sabes escribir cuentos, que te gustan los míos es más que un honor. El personaje es un tipo enamorado no más. Eso es todo, pura ficcion.

RIPNE dijo...

PRINCESA: Pincho tu link y no llego a ninguna parte como el protagonista del cuento. Me gustó tu conclusión ya agradezco el juicio, se nota que el cuento lo entendiste, eso me queda clarito.
Lo de la vida real, claramente no es así. O no creo que quede gente con esa capacidad de entrar en la vida de alguien tan en silencio e irse efectivamente sin hacer un poco de ruido. ¿Habrán? A ver si me dejas señales para ir a verte más seguido y no que al pinchar el link me lleve a ninguna parte, ¿si? Devuelvo los besos y agradezco de nuevo que leas poniendo tanta atención, ya me conforma el doble.

CATA: Gracias a ti por encontrarle señales que quizás ni yo mismo le encontré a la historia. Lo de las canciones, bueno, ahi si tengo mucha culpa. "Si pudiera olvidarme por siempre de mi mismo, habría de encontrarme allí en tu dulce abismo" dice Johansen. "Iré rozando lo invisible
para el amor todo es posible
me olvidare de lo vivido
para latir con sus latidos
y no habrá nada indispensable
excepto el hecho
de adorarla, por ella" dice Cocciante. Qué más... Eso sí que es sensibilidad.

RIPNE dijo...

RODRIGUEZ: Hay una etapa en la músicaitaliana a fines de los '70 que tiene a Tozzi, Cocciante, Simone, Vella, ufff, no puedes decir que es mala música. es como el prejuicio que hay con Lucio Dalla hasta que todos escuchan Carusso. Pero buehhh, a ti tegusta el regaetón flaite, jajaja.

DANIEL: Todos hemos tenido algún amor platónico en la vida. El que diga que no, no sabe de amor pues.

RIPNE dijo...

PETITE: Claramente el amor es mñas sano si es compartido, si es real, si es correspondido y todo. Pero sabes, esas historias no venden aunque estas tampoco, jaja. Tego que escribir de sexo no más, parece.

NEGRA: Si es real, no es platónico. Así de simple. Tírate a a piscina no más. ¿Por qué no se la jugó? Creo que porque era platónico, jajaja. O sea...

GRACIAS POR VENIR A TODOS

MaríaGabriela dijo...

Queda la sensación de tristeza por un amor no consumado.

Es re triste sufrir en silencio los reveses del amor.

Pero digo yo, el que no se arriesga no cruza el puente.

Tanta conjetura a priori no nos lleva a buen puerto.

Escribes muy bien. Tocas la fibra.

Saludos!!

Ani dijo...

Triste el cuento. Describes sensaciones que depende de la persona, puede ser real.
Pobre tipo, valiente y triste su final..

Alguna vez tuve un amor platónico. Él ni se enteró que yo existía, lo peor que una se ilusiona, crea fantasía donde no las hay. Finalmente pese a mi corta edad (de aquel entonces) me di cuenta que la única que sufría era yo. Dejé de pensar en él...y fue lo mejor.

Ahora ya de grande, algunos minutos fuistes tú mi amor platónico, pero tu indiferencia, me llevó a olvidarte ;)

Besos!

bellota_b dijo...

Las ilusiones son engañosas cuando uno no abre los ojos .Se empeña en querer sin medir la dignidad pisoteada por la INDIFERENCIA.
Hay signos que deben ser abiertos al corazón para entrar en razón y pensar con la cabeza.

Me gustó…mas de alguien tuvo su pena de amor por este tema.

Cariñussssssssssssssssssssssssss

Erranteazul dijo...

Falta de valentía, de ilusión, de amor, de deseo?

El amor imposible no existe. El platónico...

Cristian dijo...

Los amores platónicos son bien especiales, tal vez sean hasta más fuertes que los reales y se recuerden con más cariño. Sin embargo, llevan una cuota importante de masoquismo, creo.

Saludos!

FeRReT ® dijo...

Y es cierto que a veces se nos pasa el tiempo sin saber nada e nada, que para dónde vamos ni con quién...
Sólo decir que la decisión, obviamente, fue la mejor... aunque no es la que todos siempre toman... de un amor platónico a uno enfermizo y dañino hay un paso... luego vienen otras cosas... por eso: aplaudo su final... o no??

Cariños Mister =)

Clau dijo...

Llegué de casualidad a tu blog, pero me lo he leido casi entero.
Debo destacar dos de tus entradas, la de las minas ninfomanas Notable! es que aun me rio...
y sobre amor piti, osea es que mas claro no hay. Vi el primer capitulo coincidio que estaba en chile en enero, y de verdad que me dio verguenza ajena tanta estupides, y que nosotros los chilensis como audiencia compremos todo lo que nos imponen los medios.
Encuentro surrealista esto de la cuica con el flaite aparte que como bien dices...el final taba ma arreglao que torta e`novios...
saludossss y me pasaré seguido!

Paula... Andrea dijo...

Me encanto!!!!!!!!!!!!

La música te pasaste, esa canción de Bose me encanta, bueno tú ya sabes que me encanta Bose.

Pero triste el final, por qué no jugársela, uno nunca sabe.............

Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!

escorpiona dijo...

Amar sin tocar, amar sin sentir la voz del que se quiere, me evoca mucha soledad, por eso no me gustan los amores platónicos...

Saludos pariente

Chau

Den-Sahr dijo...

voy saliendo... luego leo su cuento... porq ud si que esta contando cuentos... "el cuento del tio"?????

yo hace rato que ya no cuento... es que pa que po... jajaja si oh!!!

le deje respuesta en mi blog... y luego le envio un mail

RIPNE dijo...

MARIA GABRIELA: Claro, lo que pasa es que efectivamente en la historia, el protagonista tiene ideales encontrados cn sus realidades y de ahí en más, las conjeturas son eso. La reaidad siempre te abofetea las ilusiones, aunque en este caso sólo sea un simple cuento. Gracias por eso de tocar la fibra. Es un tremendo halago para quien escriba intentando que simplemente, se lea.

ANI: Noooo, jajajaja. Yo sólo podría ser amor PLATOÚNICO a esta altura de mi vida, jajaja. Lo de los amores platónicos en la pubertad o cuando eres más chico son bonitos, si creo que todos los tuvimos. Tener uno el grande como el tipo de la historia es para morir o salvarse.

RIPNE dijo...

BELLOTA: "Hay signos que deben ser abiertos al corazón para entrar en razón y pensar con la cabeza". Que maravilla, ups. Y quieres que no sea bloguero fundido si quienes vienen "de verdad" para acá escriben taes maravillas. Dolorosamente hermosa tu frase, se valora y se agradece.

ERRANTE AZUL: Que bonita visión tienes del amor. Eso trasluce dos cosas, o eres ultra optimista o simplemente el amor teha tratado bien. De cualquier manera, debes sentirte afortunada. Y fíjateque comparto eso de que el amor platónico es casi una invención que muchas veces no es amor, aunque dicen que no siempre...

RIPNE dijo...

CRISTIAN: Si pues, señor. Todo el mundo tiene su minuto masoquista en la vida, es lo que llaman sufrir por enceguecimiento y lo sufren todos en esta vida. Como la intensidad de esos amores platónicos que mencionaste.

JEN: Si, yo siento que el final para esta historia tenía que ser consecuente con lo que siempre se escribe. Si no, se hacia teleserie y se mandaba el guión a algún canal para entretener a los más mamones, jajaja. Los finales casi siempre están escritos. eso del dolor, más que consecuencia creo que en el caso de cuentos como este, debido a su desarrollo, son más bien síntomas que terminan siendo un alivio para la duda. Pero cachai que las opiniones están bien divididas...

RIPNE dijo...

CLAU: Ole!!! Sí, es un surrealismo que los medios alimentan como darle comida chatarra en los medios y que eso sea más importanteque la nutritiva. Lo que discutía en tu sitio sobre la ignorancia pero al menos, ahí se pudo escoger y la gente decidió ver la historia. Si yo también vi harto porque me parece, más allá de lo burdo, que era un bodrio super bien armado. Venga cuando quiera, por acá España no queda tan lejos...

PAU: Porque según yo, era más simple escribir un final tan platónico como la historia y no era la idea. Esa canción de Bosé para mi es re especial, además es del disco que me parece más perfecto de este tipo, del "Bajo el signo de Caín". Una tonadita pop -Sol Forastero-, dos himnos que son joyas muy íntimas -Sevilla, Nada Particular- y dos de esas baladas que hacen a Bosé superior al resto pues -Si tu no vuelves, Imaginate que te quiero-, la mezcla más exacta y en su cuota justa. Disco superior ese.

RIPNE dijo...

ESCORPIONA: Mmmmm, es una buena manera de verlo. Pero es que si el ser humano mandara en el corazón, la vida sería super fácil e historias como la del cuento no serían tan recurrentes, lo que pasa es que pasan coladas en este mundo tan realista y desechable.

EDUARDO: Pa' donde vai pegando tan tarde, jajaja. Lo de Cauquenes era parasaber si estabas los weekends en capital no más. Se agradecen los datos cuando lleguen, sobretodo el de diario. Y si no, lo que sea brother. Estamos arriba de la taba surf de la aventura ya. Imposible bajarse.

GRACIAS A TODOS POR VENIR, MUCHACHOS.

titicandia dijo...

Escribiendo de amor mister...¡¡plop!!! yo que siempre pensé que no era "tema" para usted.....
los amores platónicos son amores perfectos el o ella son ideales, maravillosos....fijese que si se trasforman en reales pierden esa mágia de la perfección y son seres humanos simples como uno mismo.....me gustó leerte :)
Titi
PD. Lei por ahí que escribió que me salio competencia....Titi hay una sola.

FeRReT ® dijo...

La gracia de todo ésto es que uno TRaTa de ponerse en el lugar, y opine, que juege como usted dice...
Y bué... respetables todas las opiniones... no??
Aunque a veces dan ganas de agarrar a cachetadas a algunos...

Cariños.

RIPNE dijo...

TITI: SÍ ES TEMA PARA MI!!! Que no tenga "canina" que me ladre es otra cosa. Pero lo bueno es que en el estado que uno esté, siempre habrá estímulos que te inspiren a escribir. Lo de la comparación era porque te está saliendo gente al camino con el decoupage -así se dice?- y eso pero la Titi es como la Coca Cola, tamaño justo, curvilínea y una sola, jajaja.

JEN: Tú lo has dicho, queridisima. Pero bueno, la amplitud de criterios ayuda a que haya diversidad. Qué seríamos sin ella. El tipo del cuento estaría con la mina que perseguía... O sea, viviríamos en la antilógica, ¿o no?